limpiezapulidolimpiezapulido

Limpieza, mantenimiento y cuidado del suelo de tarima

En anteriores artículos, te hablamos sobre cómo limpiar tarima flotante después de una obra. Este elemento en muchas ocasiones, pone el broche de oro a la decoración de nuestro hogar. Los productos de limpieza de uso doméstico son imprescindibles para mantener su esencia y que no se vea deteriorado con el paso del tiempo.

Hoy te hablamos sobre su limpieza periódica, cuidado y mantenimiento. La madera es un material que aporta un gran valor estético a nuestra casa. Además es un material que aporta una gran calidez. Sin embargo, la madera es un material higroscópico, es decir, que absorbe el agua y la humedad.

El acabado que tienen las tarimas (barnices, ceras, pinturas, etc.) ayudan a evitar que la madera absorba el agua y aportan protección. Sin embargo, en un lugar en el que la humedad es muy alta (por encima del 65%), la madera puede absorber demasiada humedad y estropearse. Una baja humedad tampoco es beneficiosa para estos materiales. Desde Limpieza Pulido, queremos dejarte unos consejos para la limpieza y mantenimiento de la tarima, ese suelo tan delicado elegido por tantos.

Consejos para limpiar tarima

El acondicionamiento adecuado de la tarima es esencial para que esta no pase por estados de cambio muy drásticos como por ejemplo:

  • una humedad muy alta o muy baja

  • una exposición solar muy directa y fuerte

  • una calefacción muy alta

Cuando exponemos la madera de manera prolongada en el tiempo, a largas horas de radiación solara las altas temperaturas, puede perder su color natural. Sin embargo, también debemos tener en cuenta que este material “envejece”, lo cual no debe ser interpretado como algo malo. Cambia de color con el tiempo y que este fenómeno es completamente normal y natural debido al uso.

Con el paso del tiempo, si la madera se ve expuesta a mucha humedad también puede ir distorsionándose y observaremos que se producen cambios del tamaño de las placas de madera. Por lo tanto, si exponemos la madera de la tarima a altos niveles de humedad, por encima del 50, observaremos cambios en las juntas de las tablas. Es totalmente normal que esto pase y no es de gran importancia mientras el tamaño de la junta no supere el 2% del tamaño de las tablas.

Impacto del contraste para la tarima

Es muy importante, además, evitar los cambios de temperatura y humedad de la madera. Por lo tanto, lo ideal es mantener la casa a una temperatura de entre 18º y 22º C y una humedad no superior a 60% ni inferior a un 30%.

En muchas ocasiones la tarima sufre si la exponemos a suciedad o pisotones con tacones. Por lo tanto, es recomendable colocar felpudos y alfombras en la puerta de casa para evitar exponer la tarima ante esta suciedad. En cuanto a los muebles de la casa, recomendamos colocar felpudos en las patas para que no se raye la madera. La limpieza de la tarima se puede realizar con la ayuda de una bayeta húmeda y algo de agua con detergente.

En Limpieza Pulido recomendamos nuestro fregasuelos LIMPROSS, un detergente neutro, con un perfume floral muy agradable. Limpia tu tarima de madera con una bayeta y una mezcla de este fregasuelos con agua y después seca la superficie con una mopa. Para que se seque mejor la tarima te recomendamos que abras las ventanas y ventiles bien. Cualquier detergente que utilices te recomendamos que lo diluyas con agua para que no sea tan fuerte. Te aconsejamos que no utilices un detergente con aceites o ceras, ya que el resultado no será muy bueno y conseguiremos que la madera esté grasienta.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Tienes alguna duda?