limpiezapulidolimpiezapulido

Limpieza de guarderías

La limpieza de guarderías es un elemento esencial y muy delicado para evitar los contagios mediante la prevención de coronavirus y de cualquier otra enfermedad entre estos pequeños, que corren tanto riesgo de enfermarse. Los niños suelen tener un contacto constante con todas las superficies, tocando y chupando todo lo que encuentran. Además, a estas edades los niños suelen ser mucho más vulnerables. En este post te enseñaremos como puedes mantener tu guardería libre de gérmenes, bacterias, suciedad y enfermedades.

Aunque hoy en día hay que guardar un protocolo de limpieza constante y frecuente, el mejor momento para limpiar y desinfectar es cuando los niños están de vacaciones. Sin embargo, para mantener una buena limpieza hay que desinfectar cada poco tiempo, e incluso a diario. Por lo tanto, puedes realizar las tareas que te explicaremos a continuación durante las horas no lectivas. Se trata de un protocolo de limpieza diario, muy sencillo y rápido de realizar. De esta manera tus instalaciones estarán totalmente limpias y desinfectadas, para que cada día sea uno seguro y “covid free”.

Desinfección de colegios

Es muy importante tener en cuenta que la desinfección de un colegio no es la misma que la de una guardería, donde los niños son mucho más pequeños y suelen jugar en el suelo. La ventilación es el primer paso hacia un entorno libre de virus. Es muy importante garantizar una ventilación cruzada durante todo el día lectivo. Esto lo conseguiremos abriendo ventanas y puertas situadas en lados contrarios de loa estancia, para que, de esta forma, consigamos una corriente de aire que entra y sale. La ventilación cruzada sirve para que el aire se vaya renovando cada cierto tiempo. En épocas de frío es un poco complicado mantener todo abierto, pero hay que hacer un esfuerzo entre todos para mantener el aire limpio.

Limpieza de material escolar

Después del horario lectivo es muy importante retirar los residuos (papeles, pañuelos, envoltorios, plastilina, o cualquier otro resto que hayan tocado los niños y que ya no se necesite). Además de tirar a la basura todos estos residuos también es importante vaciar todas las papeleras. De esta manera evitaremos que los niños toquen estos restos. Barrer es fundamental sobre todo en las zonas de acceso, es decir, las zonas que más se transitan. También es importante aspirar los colchones y las colchonetas cada cierto tiempo, es decir, al menos una vez a la semana.

En las sillas, las mesas, las manillas, puertas, estanterías y pupitres suele acumularse una gran cantidad de polvo y ácaros. Algunas de estas zonas se tocan poco y se acumula polvo y otras zonas se tocan demasiado y se acumulan bacterias y gérmenes. Limpia y desinfecta bien estas superficies, sobre todo las que los niños suelen tocar con más frecuencia. También es importante desinfectar bien todos los juguetes que utilizan los niños, ya que, cuando son pequeños es muy normal que se metan en la boca los juguetes o los babeen. Si mantienes todos los juguetes desinfectados podrás evitar contagios entre los alumnos. Por último, recomendamos limpiar bien los cristales y las ventanas de la guardería, así como fregar los suelos. Así mantendrás todas las zonas salubres.

× ¿Tienes alguna duda?