limpiezapulidolimpiezapulido

Consejos y pasos a seguir para una limpieza de final de obra

Después de una obra, lo único de lo que tenemos ganas es de descansar en nuestra recién reformada vivienda. Pero después de la obra llega el momento más trabajoso de todos: la limpieza final de obra. Una limpieza final de obra debe hacerse en profundidad, minuciosamente, limpiando todo el polvo y la suciedad que deja la obra. Por ese motivo, en este post, te aconsejaremos sobre los productos de limpieza y desinfección que puedes utilizar y qué debes hacer para dejar tu vivienda en perfecto estado y lista para vivir y disfrutar.

Una vez finalizada la obra llega el tedioso momento de realizar una limpieza profunda para dejar la vivienda lista para vivir. Lo más recomendable es realizar esta limpieza antes de comenzar la mudanza, para que esta limpieza se realice de forma más sencilla. De lo contrario tendremos que limpiar los muebles también. Es importante que la vivienda se quede perfectamente limpia, para evitar alergias o infecciones. Por lo tanto, para no dejarnos ninguna esquina, lo más recomendable es repartir la limpieza por zonas que debemos limpiar y tareas que debemos realizar.

La tarea más importante a la hora de dejar la vivienda en perfecto estado es quitar el polvo de la vivienda. Después de retirar los escombros tras la obra, quitar las sábanas y plásticos que cubrían los suelos y/o las paredes, quitar el papel Kraft y la cinta aislante, podemos comenzar a eliminar el polvo superficial. Para esto utilizaremos una aspiradora, ya que esta es la forma más eficaz de eliminar todas las partículas de polvo. La escoba o el plumero son herramientas menos eficaces a la hora de eliminar el polvo, ya que lo único que hacemos cuando las utilizamos es mover el polvo de un lado hacia el otro y no siempre conseguimos retirarlo por completo.

La siguiente tarea es comenzar a limpiar las paredes y los techos. Primero debemos comenzar con estas zonas, ya que toda esta suciedad y polvo caerán al suelo que limpiaremos posteriormente. Es importante darle un repaso minucioso a las paredes y los techos, ya que pueden quedar restos de obra, materiales y pintura. Para quitar trazas de pintura indeseada de las paredes y los techos necesitaremos una pequeña lija (bastante fina) y nuestro decapante DC-SH. Este decapante elimina eficazmente cal, óxido, yeso y cemento sin desprender vapores corrosivos.

El paso más importante es eliminar las manchas que encontremos mediante el uso de algún detergente. Te recomendamos nuestro limpiador citriplus multiusos, un detergente multiusos capaz de eliminar manchas superficiales y que tiene un alto poder desengrasante. Con este detergente podemos eliminar también la suciedad que podemos encontrar en los azulejos de los baños o la cocina. En algunos casos estos azulejos se pueden limpiar con cualquier detergente, pero si vemos restos de masilla o material de obra podemos aplicar el decapante que hemos mencionado en el párrafo anterior, muy eficaz eliminando con fuerza estos materiales. Si le damos un repaso final con una bayeta podremos dejar estas baldosas relucientes.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Tienes alguna duda?