limpiezapulidolimpiezapulido

Como desinfectar la ropa de forma efectiva

Una de las principales recomendaciones que da la Organización de la Salud Mundial para prevenir contagios e infecciones es que tosamos en el brazo o en el antebrazo antes que en la mano o en el aire. Por lo tanto, las prendas se quedan infestadas de virus y bacterias de cualquier tipo y necesitan también una limpieza a fondo. En Limpieza Pulido somos profesionales en lo referente a la limpieza y desinfección, por lo que hoy te daremos unos trucos y consejos para que desinfectes tu ropa y la de tu familia de cualquier clase de virus o bacterias.

Hay muchos tipos de virus y bacterias que tienen la capacidad de sobrevivir fuera del cuerpo humano y adheridos a la ropa durante determinado tiempo. Por eso desinfectar la ropa es necesario para evitar la propagación de cualquier virus o infecciones con ácaros y bacterias. La OMS recomienda limpiar con desinfectante cualquier superficie que sospechemos que esté plagada de virus. De esta manera nos protegemos a nosotros y a los demás.

Cómo eliminar los gérmenes y virus de la ropa

El primer consejo que te damos desde Limpieza Pulido es lavar la ropa de hogar y las prendas (que lo permitan) a una temperatura de 60º C. Si lavamos la ropa a 90º, incluso mejor, así nos aseguraremos de que la ropa queda bien limpia y libre de virus o gérmenes. En el caso de que la prenda no soporte una temperatura tan alta podemos añadir vinagre en el cajón del suavizante de la lavadora. No obstante, para asegurarte de que queda bien desinfectada puedes rociar la prenda con desinfectante en spray tras el lavado. En Limpieza Pulido siempre recomendamos Onabide-P, un higienizante libre de lejía que no dañará las prendas. Si la prenda no se puede lavar puedes plancharla con vapor y utilizar el mismo desinfectante en spray.

Lo que no recomendamos en absoluto es que sacudas las prendas antes de lavarlas o ventilarlas. Si haces esto te arriesgará a propagar los virus o gérmenes en otras superficies, como mesas, suelo, paredes, tendedero o la misma lavadora. Si sospechas de que tienes alguna gripe o resfriado lo recomendable es que extremes las precauciones y laves la ropa de casa más frecuentemente. Nos referimos a las toallas (cámbialas cada dos días) y la ropa de cama (cada tres días). De esta manera evitaremos el contagio a los demás familiares. Asegúrate además de dejar secar la ropa por completo y eliminar la humedad de la misma para evitar la proliferación de microorganismos.

Si aún no tienes a disposición nuestros productos de desinfección, puedes utilizar algunos desinfectantes naturales que puedes encontrar en muchas ocasiones en casa. El bicarbonato, el limón, el árbol de té o el agua oxigenada serán buenas opciones. Lo bueno de estos productos naturales caseros es que además de desinfectar quitan las manchas y blanquean la ropa. Recuerda utilizar alguna forma adicional de desinfectar para completar el efecto de estos productos naturales y asegurarnos de su efectividad (prueba remojar las prendas en agua a 60ºC o plancharlas).

Hazte con tu Desinfectante para Ropa en Spray