limpiezapulidolimpiezapulido

Consejos y productos para el abrillantado de suelos

Cuando entramos a una casa, a un negocio o a un edificio cuyos suelos están limpios a la perfección siempre nos transmite una sensación de limpieza y una buena imagen del lugar. La limpieza de los suelos no es una tarea fácil, puesto que, si no se utilizan los productos adecuados, no se conseguirá un resultado deseado. Además, con el paso del tiempo el suelo se va haciendo cada vez más opaco debido al desgaste, sobre todo si hablamos de suelos con un revestimiento tipo baldosas, mármol, gresite, etc. Es fundamental limpiar el suelo y abrillantarlo según el tipo de material, puesto que no siempre se realiza el mismo procedimiento. En este post te explicamos como tratar cada material.

Materiales de los suelos

Por este motivo, antes de comenzar a desvelarte los secretos de un suelo perfectamente abrillantado, es recomendable tener en cuenta qué material es el que cubre el suelo de tu hogar, puesto que, según el tipo de material del que se trate, tendremos que pulir o abrillantar. El pulido y abrillantado no son dos acciones que se asemejen en absoluto, puesto que el pulido se lleva a cabo cuando deseamos sacarle lustre al material, eliminando cualquier mancha, rayajos o desconchones que tenga el suelo. El abrillantado consiste más en sacar brillo a materiales de más dureza, como el mármol y el terrazo. En este caso tendremos que pulir de forma mucho más intensa, puesto que se trata de conseguir una superficie compacta y semejante al cristal.

Por otra parte, es aconsejable tener en cuenta que el tipo de acabado que conseguiremos depende mucho de la maquinaria que utilizaremos, los productos y la intensidad del trabajo. Por lo tanto, cuando observamos que una superficie comienza a tener un aspecto opaco, es cuando llega el momento de pulir o abrillantar. En el caso de las baldosas, el terrazo o el mármol nos daremos cuenta de que estos ya no presentan el brillo natural al que antes estábamos acostumbrados y esto se debe principalmente al polvo que se va acumulando con el paso del tiempo, la suciedad y los residuos. Antes de llevar a cabo el abrillantado es fundamental asegurarnos de que no queda ni rastro de esta suciedad.

Usar los productos adecuados

Así que, coge el mocho y ponte manos a la obra. Para limpiar de forma efectiva el suelo, puedes primero barrer o aspirar el polvo que pueda haber sobrante. En nuestra tienda ponemos a tu disposición varios tipos de escobas, tanto para una limpieza profunda con unas cerdas muy duras (cepillo buque), como cepillos especiales para materiales como mármol, gres o tarima flotante. Para estos suelos es fundamental utilizar un cepillo con cerdas sintéticas, como nuestro cepillo carlina.

Para fregar el suelo te recomendamos nuestro cubo con escurridor y una fregona de microfibra, perfecta para limpiar de manera eficaz. En cuanto a productos para la limpieza de los suelos, te recomendamos nuestro friegasuelos neutro con bioalcohol, que elimina las bacterias sin dañar las superficies. Para conseguir una fragancia agradable por toda la casa, te recomendamos nuestro friegasuelos neutro flor de loto.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Tienes alguna duda?