limpiezapulidolimpiezapulido

Como limpiar manchas de paredes

Tarde o temprano por mucho cuidado que tengamos acabaremos encontrando alguna mancha en las paredes. Parece que la única solución en este caso sería volver a pintar. No obstante, limpiar esas manchas puede ser una tarea fácil si lo hacemos bien. No todos los métodos de limpieza sirven para todos los tipos de manchas que hay. No es lo mismo limpiar una mancha de rotulador, de bolígrafo, el roce de una goma o manchas de comida. Pero si haces caso a los siguientes pasos que te damos hoy en Limpieza Pulido, puedes dejar las paredes limpias y relucientes sin necesidad de volver a pintar.

Limpieza de paredes comunes

Cada pared tiene sus características y si no las limpiamos adecuadamente podemos convertir una pequeña manchita en un gran manchurrón. Los productos de limpiezas que necesitarás son esponjas y trapos limpios con una textura suave, una aspiradora con cepillo, una escoba, vinagre, amoniaco, bicarbonato de sodio y agua. Antes de aplicar cualquier producto y agua, tenemos que eliminar todo el polvo y la suciedad. Para esto necesitamos la aspiradora con cepillo. En el caso de que no tengas una aspiradora también puedes utilizar un plumero o un tapo.

El siguiente paso es realizar nuestra pócima milagrosa para limpiar las manchas. Fuera de bromas, necesitamos mezclar vinagre, agua, bicarbonato y muy poco amoniaco. Lo que recomendamos es que pruebes esta mezcla en algún trozo muy pequeño de pared que sabes que no se va a ver. Esto lo debes hacer para asegurarte de que a mezcla no daña la pintura de la pared. Después aplicamos la mezcla con un paño limpio y frotamos hasta que veamos que la mancha desaparece por completo. No frotes con demasiada fuerza y asegúrate de que no dañas la pared. Probablemente te percatarás de que la pared ha quedado con un tono o matiz de color diferente al resto. Si esto sucede, no te preocupes, una vez seca la pared quedará uniforme al igual que el resto.

Limpieza de paredes de azulejos

Los azulejos requieren otro tipo de limpieza. Un truco muy casero que queremos darte es que cuando cuezas patatas guardes esa agua sobrante y la utilices para la limpieza de los azulejos. Coge un paño y mójalo en esta agua y frota los azulejos. Conseguirás desengrasar, limpiar y sacar brillo. Si no dispones de esta agua, puedes limpiar también con vinagre de vino y agua. El amoniaco también es una opción estupenda, aunque te aconsejamos que lo diluyas con agua porque este químico puede resultar agresivo y estropear los azulejos.

Limpieza de paredes de papel pintado

Si las paredes que quieres limpiar son de papel pintado hay muchas formas también para limpiarlas. Puedes hacer una mezcla de detergente suave, agua templada y vinagre. Con la esponja suave puedes limpiar a base de pequeños toquecitos con cuidado de que no se humedezca el papel demasiado y se estropee. Si se trata de papel pintado de color blanco puedes mezclar agua con bicarbonato de sodio en vez de utilizar vinagre. Si las manchas son de grasa hay una forma mejor de limpiarlas. Aplica talco alrededor de la mancha para que cuando la limpies no se extienda (ya que el talco absorbe la grasa).

× ¿Tienes alguna duda?