Limpia tu maquillaje con estos consejos

Quedarse en casa, actualmente, es una responsabilidad social. Pero esto no debe ser un motivo de aburrimiento ya que hay mil cosas que podemos hacer para aprovechar el tiempo. Practicar algún hobby, cuidar de los nuestros, leer, ver películas, pero sobretodo, limpiar. Si quieres matar el tiempo de forma provechosa, limpia tu colección de maquillaje con estos consejos. El maquillaje es algo que aplicamos en la cara, por ese motivo, hay que dar especial atención a su limpieza.

Primero debes comenzar desechando aquellos productos que ya no te sirven. Esta actividad es hasta tendencia y se llama “decluttering”. Consiste en eliminar aquellos productos caducados o que ya no utilices. Tíralos o regálaselos a alguien que le haga más falta que a ti. Pero sobretodo, lo importante es mantener una correcta limpieza, higiene y mantenimiento de los cosméticos para evitar que los gérmenes terminen en tu rostro.

Aunque la mayoría de los productos cosméticos contengan conservantes que ayudan a que todos esos gérmenes y hongos no proliferen, con el tiempo estos productos hay que mantenerlos, limpiarlos y reemplazarlos por otro cada cierto tiempo. Lo primero que haremos es limpiar las brochas, los pinceles y las esponjas para aplicar el maquillaje ya que estas herramientas son un imán de gérmenes cuyo contacto con la piel pueden provocar irritaciones y acné.

Limpieza de brochas y pinceles para maquillaje

La mejor manera de limpiar brochas, pinceles y esponjas es con un jabón que tenga un pH neutro y dejarlas secar al aire libre. De esta manera podrás eliminar todas las bacterias, polvo, partículas impuras del aire y exceso de maquillaje. Dejarlas secar al aire libre es muy importante para evitar que la acumulación de humedad se convierta en hongos.

Las bases, sombras y coloretes, es decir, el maquillaje en formato de polvo compacto, también hay que limpiarlo bien. Para limpiar el exceso de polvo podemos utilizar un pañuelo o papel higiénico rodeando las pastillas de polvo pero también será necesario limpiar el propio producto. Para eso retiramos la primera capa de polvo y será suficiente ya que al ser un producto seco, no acumulará tantas bacterias.

Pero si esto no te parece suficiente puedes rociar alcohol con la ayuda de un pulverizador, desde lejos y con cuidado para no estropear el maquillaje, con un pulverizador. Así los gérmenes y bacterias desaparecerán.Lo mismo puedes hacer con los productos en crema. Tanto pasarles un pañuelo por encima como pulverizar alcohol superior a 70 grados será una buena manera de limpiarlos. Este tipo de maquillaje, sin embargo, requiere un poco más de cuidado ya que parte de su composición contiene agua.